Continuamos con los delicados trámites y específicos modelos a utilizar a la hora de gestionar una herencia. Esta vez nos ocupamos de otra de las partes importantes del proceso, las coberturas por fallecimiento.

Si a la hora de sufrir la pérdida de una familiar o amigo, tal vez figure usted como beneficiario de su póliza de seguro y, por tanto, será usted la persona a la que la aseguradora entregue la indemnización prevista. Aunque lo habitual es enfrentarnos a este proceso al querer conocer si la persona fallecida, familiar o amigo, tenía algún seguro con cobertura de fallecimiento.

¿Cómo averiguarlo?

Las compañías de seguros, en general, no quieren  dejar de pagar ninguna indemnización por no poder conocer el fallecimiento de una persona, por ello colaboramos activamente con la Administración en el Registro en el que figuran los contratos de seguro con cobertura de fallecimiento.

Se trata del Registro de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimiento  que se puede consultar de las siguientes maneras:

A) Consulta Telemática, para solicitar su certificado desde su ordenador personal.

B) El procedimiento, para la consulta tradicional es el siguiente:

1. Obtener el Modelo 790 cumplimentándolo y pagando la tasa correspondiente en cualquiera de las entidades colaboradoras de recaudación tributaria.

2. Personarse en el Registro General de Actos de Última voluntad o en alguna Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia, conjuntamente con el certificado literal de defunción de la persona de la cual quiere obtenerse el certificado recuerde que sólo podrá presentarse transcurridos 15 días hábiles desde la fecha de defunción.

3. En el plazo de siete días máximo, el Registro expedirá un certificado con los contratos vigentes y con qué entidades están suscritos. Estos certificados se recogerán de la misma forma en la que se solicitaron.

4. Personarse en la entidad aseguradora correspondiente, para conocer si es usted el beneficiario de ese seguro y recibir la indemnización.

Coberturas por fallecimiento Gestoria Chico 2

¿Qué es el Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento?

El Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento es un registro público, dependiente del Ministerio de Justicia cuya finalidad es suministrar la información necesaria para que pueda conocerse por los posibles interesados si una persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento, así como la entidad aseguradora con la que lo hubiese suscrito, a fin de permitir a los posibles beneficiarios dirigirse a ésta para constatar si figuran como beneficiarios, y en su caso, reclamar de la entidad aseguradora la prestación derivada del contrato.

La información contenida en el Registro goza de presunción de veracidad respecto de la existencia del contrato, a efectos informativos, salvo prueba de lo contrario. Los contratos de seguro, cuyos datos han de figurar en el Registro, son los relativos a los seguros de vida con cobertura de fallecimiento y a los seguros de accidentes en los que se cubra la contingencia de la muerte del asegurado, ya se trate de pólizas individuales o colectivas.

Se excluyen del ámbito del Registro:

– Los seguros que instrumentan compromisos por pensiones de las empresas con los trabajadores y beneficiarios regulados en el Real Decreto 1588/1999, de 15 de octubre.

– Los seguros en los que, en caso de fallecimiento del asegurado, coincidan el tomador y el beneficiario.

– Los contratos suscritos por mutualidades de previsión social que actúen como instrumento de previsión social empresarial, mutualidades de profesionales colegiados y mutualidades cuyo objeto exclusivo sea otorgar prestaciones o subsidios de docencia o educación.

Los datos que contiene el Registro son:

– Datos identificativos de la persona asegurada; nombre y apellidos, número del Documento Nacional de Identidad, Número de Identificación Fiscal o número del documento acreditativo de identidad que en cada caso corresponda.

Datos identificativos de la entidad aseguradora: denominación social, domicilio, clave administrativa con la que figura inscrita en el registro administrativo de entidades aseguradoras y reaseguradoras y el Código de Identificación Fiscal.

Datos identificativos del contrato de seguro: número de contrato o referencia al Reglamento de Prestaciones de la Mutualidad de Previsión Social y el tipo de cobertura.

Acceso al Registro.

El Registro de Contratos de Seguros de cobertura de fallemiento es público y podrá tener acceso al mismo cualquier persona interesada en obtener información acerca de si una persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento y de la entidad aseguradora con quien esté suscrito.

El acceso al Registro sólo podrá realizarse una vez fallecido el asegurado, previa acreditación de tal circunstancia, y siempre que hayan transcurrido quince días desde la fecha de defunción. El plazo durante el que estarán disponibles los datos en el Registro será de cinco años contados desde la fecha del fallecimiento.

¿Cómo darse de alta en el registro?

Las entidades aseguradoras que celebren o hayan celebrado contratos de seguros relativos a los seguros de vida con cobertura de fallecimiento y a los seguros de accidentes en los que se cubra la contingencia de la muerte del asegurado, deben darse de alta en el registro para enviar periódicamente la información de los contratos. Tal obligación resultará de aplicación tanto a las entidades aseguradoras españolas como a las domiciliadas en un país perteneciente al Espacio Económico Europeo que ejerzan su actividad en España en régimen de derecho de establecimiento o en régimen de libre prestación de servicios.

Para darse de alta en el registro hay que hacerlo por escrito dirigido a:

Registro General de actos de última voluntad

Dirección General de los registros y del notariado Ministerio de Justicia

Plaza de Jacinto Benavente, 3

28012 Madrid

Coberturas por fallecimiento Gestoria Chico 3

Recuerda que los gestores administrativos, como profesionales y expertos en la materia, estamos facultados para elaborar y presentar las declaraciones y gestionar trámites en nombre de terceros.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.