Como comentamos en nuestra entrada anterior sobre la historia de la economía, el Neolítico se define en razón del conocimiento y el uso de la agricultura, la recolección, la pesca y la ganadería o pastoreo. Además, aparte de otras muchas actividades, destacamos la relevancia que tuvo el desarrollo del trabajo de alfarería en la actividad productiva.

Neolítico 1

En cuanto a la agricultura, se considera que es en la zona de Canaán donde surgen culturas agrícolas sedentarias antes del 7000 a. C. y las primeras culturas agrícolas surgieron en el Sudeste de Anatolia (Çatalhöyük) hacia el año 8.000 a. C.

Por aquella época, se conoce ya la siembra, recolección y almacenaje de cereales. Entre los inventos útiles para las labores agrícolas, se encuentran la hoz de madera, el hacha de piedra pulimentada, el molino de mano para moler el grano o el cereal y los objetos de esparto, como las cestas de mimbre, los sacos o las sandalias de esparto. El arado tirado por bueyes o asnos permitió remover mejor la tierra y labrar una mayor extensión de terreno en menos tiempo.

A medida que pasan los años, se conocen mejor las técnicas agrícolas por lo que se evita que la tierra se agote. Para lograr que esto no suceda utilizan el abono y más tarde el barbecho. La técnica del barbecho, al principio, era bienal con el que se perdía la mitad de la cosecha, por lo que poco a poco fueron introduciéndolo trienalmente, por lo que se cultivan dos tercios del terreno y se deja descansar el tercio restante rotando alternativamente este método.

Neolítico 2

Además de la evolución de la agricultura destacamos el papel de la alfarería en el Neolítico. Su desarrollo permitió la construcción de recipientes para líquidos y todo tipo de productos, por lo que facilitó enormemente la vida del hombre. Ya no necesitaba estar permanentemente cerca el agua y realizar cada poco tiempo largos recorridos para abastecerse. Podía almacenar el agua, granos, semillas, productos molidos, en los recipientes de alfarería. Así, sólo necesitaba desplazarse periódicamente para renovar el abastecimiento de la cantidad consumida desde el viaje anterior.

A los ganaderos y agricultores todos estos recipientes desarrollados por la alfarería les proporcionaba la seguridad necesaria en el almacenamiento de agua y otros productos. Esto, junto con los medios de conservación de la carne, les hacía menos dependientes de la caza diaria.

Como consecuencia de la explosión de la alfarería, aparece la cerámica sobre el año 4.000 a.C. cuando el hombre comienza a decorarla y a distinguir unos recipientes de otros.

Neolítico 3

El proceso de evolución del Neolítico a las grandes civilizaciones del mundo antiguo se desarrolló en la zona conocida como creciente fértil  del Medio Oriente, una amplia zona que comprende desde el noreste de África o el Valle del Nilo en Egipto, hasta el oeste de Asia, la zona de Mesopotamia entre los ríos Tigris y Éufrates. Algo más tarde se produjeron cambios similares en la India entre los ríos Indo y Ganges, y en el Extremo Oriente  entre los ríos Huang Ho y Yangtze en China.

La propagación por el resto del Viejo Mundo: Europa, Asia y África, se produce por difusión y por focos. En América de produce de forma autónoma, con dos zonas muy definidas, los mesoamericanos y la zona andina. La difusión de la agricultura y la ganadería por Oceanía en algunos casos es simultánea a la ocupación humana, las migraciones de las islas del Pacifico eran tanto de los grupos humanos como de sus cultivos y ganado, y en otros casos, los usos del suelo continuaron siendo muy arcaicos hasta la llegada de los europeos, aborígenes australianos, en su mayoría cazadores-recolectores, cuya ocupación del continente es muy antigua, quizá desde hace 40.000 años.

Neolítico 4

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo   programa_logogacolor ROJO y NEGRO   , garantía profesional.

María Dolores Chico Borrego