Para cerrar esta etapa de la economía en el mundo antiguo, no podíamos dejar de mencionar otra zona más allá del Mediterráneo y la zona asiática. Hablamos de la américa precolombina (Suramérica).

Aquí debemos distinguir dos zonas, los Mesoamericanos y los Andinos.

Los mesoamericanos eran aquellos habitantes de la actual mitad meridional de México, los modernos territorios de Guatemala, El Salvador y Belice, así como el occidente de Honduras, Nicaragua y Costa Rica. Sus dos civilizaciones más importantes fueron la Azteca y la Maya.

Pero nos centraremos en su economía desde el siglo XXVI a.C. hasta la colonización española.

Economía mesoamericana 1

Esta región vio el desarrollo de una civilización indígena en el marco de un mosaico de gran diversidad étnica y lingüística. La unidad cultural de los pueblos mesoamericanos se refleja en el inventario de la base agrícola de la economía, el cultivo del maíz, el uso de dos calendarios (ritual de 260 días y civil de 365), los sacrificios humanos como parte de las expresiones religiosas, la tecnología lítica y la ausencia de metalurgia, entre otros.

En esta zona se cultivaron ciencias como la medicina, la botánica, la zoología, matemáticas, geografía, astronomía y ecología. Desarrollaron habilidades en las artesanías como la orfebrería. Pero el legado más importante que dejaron a la humanidad las culturas mesoamericanas fueron tal vez sus tradiciones agro-gastronómicas: el cultivo y uso del maíz, tomate, frijol, calabaza, chile, cacao, aguacate, amaranto y otros productos que hoy conoce el mundo entero.

Como ya hemos indicado, fue el maíz la base de la alimentación de los mesoamericanos durante la época prehispánica y sigue jugando ese papel en las naciones modernas que actualmente ocupan el área. La milpa, por su lado, el sistema que se ha utilizado tradicionalmente para el cultivo de la gramínea en la región. Se dice que el origen del maíz es de esta zona del mundo y su extensión cultural también comenzó aquí.

Si bien la base de la agricultura y de la alimentación de los pueblos de la región fue el maíz, es importante destacar el cultivo de la mandioca o la también llamada yuca, al igual que el cacao. Además, descubrieron los mesoamericanos muchas plantas curativas que todavía en la actualidad se usan.

En la artesanía, se distinguen cabe mencionar los tejidos y los bordados utilizados para decorar los vestidos.

Por otra parte, la cultura de los sacrificios humanos, hacía que los centros ceremoniales siempre fueran construidos para ser vistos. Eran pirámides que sobresalían del resto de la ciudad, para manifestar a sus dioses y sus capacidades. Por lo que los centros ceremoniales eran la traducción arquitectónica de la identidad de cada ciudad proyectada en la veneración y el culto a sus dioses y amos. Y por supuesto, zona de intercambio comercial, de trueque.

Economía mesoamericana 2

La zona Andina, por su parte, es la región histórica de América del Sur en las actuales zonas del Perú, Bolivia y Ecuador principalmente. En esta zona se desarrollaron civilizaciones de gran complejidad política y cultural, entre las que destaca la Inca. Su periodo de duración se estima desde el tercer milenio a. C. hasta la llegada de la colonización.

La Cordillera de los Andes constituyó un reto para sus pobladores por la diversidad de pisos ecológicos que presenta, por lo que utilizaron la mayor cantidad de pisos altitudinales ejerciendo el control vertical de un máximo de pisos ecológicos, pues en cada altitud la producción agrícola y la crianza de animales varían. Ello le permitió al hombre andino disponer de una variedad notable de bienes con los cuales cubrir sus necesidades. Para obtener otros recursos, los pueblos andinos realizaron intercambios a larga distancia, lo que les permitió obtener bienes de importancia en territorios donde no podían ejercer un dominio directo.

El ayllu era la institución básica del mundo andino sobre la cual se apoyaban el orden social, político, económico y religioso del Estado Inca. A la ayuda mutua entre iguales se le denominaba ayni. La población se valió entonces de los lazos de parentesco para poder enfrentar la geografía de los Andes así, en lugar de tener grandes extensiones de terreno a una misma altitud, las poblaciones andinas prefirieron tener tierras a diferentes alturas con el fin de obtener mayor variedad de productos y lograr su autoabastecimiento. Este modus operandi permite entender cómo se pudo desarrollar una sociedad sin tener moneda ni comercio, pero que, sin embargo, tuvo acceso a diferentes recursos.

Para las sociedades andinas, la riqueza estaba condicionada por la disponibilidad y uso de una mano de obra que permitiese aprovechar los recursos del espacio. La mita fue la principal manera de utilización de mano de obra. Consistía en el trabajo por turnos que los miembros del ayllu destinaban para sus autoridades locales, los curacas, o el Inca. La labor de los mitayos incluía obras que también beneficiaban al ayllu, como la construcción de caminos, depósitos, obras de irrigación, entre otros.
Es muy posible que existieran mercados en los Andes dentro de los centros de distribución con venta de mercaderías sin moneda. Aunque lo más seguro es que se fomentara el trueque y las nuevas relaciones de parentesco.
Economía mesoamericana 3

Recuerda que los gestores administrativos, como profesionales y expertos en la materia, estamos facultados para elaborar y presentar las declaraciones y gestionar trámites en nombre de terceros.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.