En próximas fechas vence el periodo de pago voluntario del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. El IVTM, es un impuesto directo, establecido en todo el territorio español, de carácter obligatorio y cuya gestión corresponde enteramente a los ayuntamientos. Es un impuesto que grava la titularidad de los vehículos que circulan por las vías públicas.

Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica Gestoría Chico

La ley que lo regula es el texto refundido de la Ley reguladora de las Haciendas Locales (Real Decreto Legislativo 2/2004 de 5 de Marzo). El impuesto grava la titularidad de vehículos de tracción mecánica aptos para circular por la vía pública, con independencia de su clase y categoría. Considerándose aptos para la circulación los vehículos que se hayan matriculado en los registros públicos correspondientes, mientras no causen baja.

Excepcionalmente, no están sujetos al impuesto los vehículos conocidos como “de colección o de época“.

¿Quién está obligado a pagarlo?

Las personas físicas o jurídicas o entes sin personalidad a cuyo nombre conste el vehículo en el permiso de circulación.

¿Cuál es el baremo de cálculo de cuota?

El impuesto se exige de acuerdo con un cuadro de tarifas, que asigna a cada tipo de vehículos una cantidad mínima a pagar en función de alguno de los siguientes factores, la potencia fiscal del vehículo, el número de plazas, la capacidad de carga y la cilindrada. Factores que explicamos más adelante.

Las clases de vehículos que se distinguen son:

– Turismos,  por potencia fiscal.

– Autobuses, plazas disponibles.

– Camiones, por su carga útil.

– Tractores, potencia fiscal.

– Remolques y semiremolques, por su carga útil.

– Ciclomotores y motocicletas,  por su cilindrada.

No están sujetos a este impuesto:

1. Los vehículos que habiendo sido dados de baja en los Registros por antigüedad de su modelo, puedan ser autorizados para circular excepcionalmente con ocasión de exhibiciones, certámenes o carreras limitadas a los de esta naturaleza.

2. Los remolques y semiremolques arrastrados por vehículos de tracción mecánica cuya carga útil no sea superior a 750 kilogramos.

Exenciones.

A) Estarán exentos del impuesto:

1. Los vehículos oficiales del Estado, comunidades autónomas y entidades locales adscritos a la defensa nacional o a la seguridad ciudadana.

2. Los vehículos de representaciones diplomáticas, oficinas consulares, agentes diplomáticos y funcionarios consulares de carrera acreditados en España, que sean súbditos de los respectivos países, externamente identificados y a condición de reciprocidad en su extensión y grado.

Asimismo, los vehículos de los organismos internacionales con sede u oficina en España y de sus funcionarios o miembros con estatuto diplomático.

1. Los vehículos respecto de los cuales así se derive de lo dispuesto en tratados o convenios internacionales.

2. Las ambulancias y vehículos directamente destinados a la asistencia sanitaria o al traslado de heridos o enfermos.

3. Los vehículos para personas de movilidad reducida a que se refiere el apartado A del anexo II del Reglamento General de Vehículos, aprobado por el Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre. Asimismo, están exentos los vehículos matriculados a nombre de minusválidos para su uso exclusivo. Esta exención se aplicará en tanto se mantengan dichas circunstancias, tanto a los vehículos conducidos por personas con discapacidad como a los destinados a su transporte.

Las exenciones previstas en los dos casos anteriores no resultarán aplicables a los sujetos pasivos beneficiarios de ellas por más de un vehículo simultáneamente. A efectos de lo dispuesto, se considerarán personas con minusvalía quienes tengan esta condición legal en grado igual o superior al 33 %.

1. Los autobuses, microbuses y demás vehículos destinados o adscritos al servicio de transporte público urbano, siempre que tengan una capacidad que exceda de nueve plazas, incluida la del conductor.

2. Los tractores, remolques, semirremolques y maquinaria provistos de Cartilla de Inspección Agrícola.

B) Para poder aplicar las exenciones los interesados deberán instar su concesión indicando las características del vehículo, su matrícula y la causa del beneficio. Declarada la exención por la Administración municipal, se expedirá un documento que acredite su concesión. En relación con la exención por minusvalías, el interesado deberá aportar el certificado de la minusvalía emitido por el órgano competente y justificar el destino del vehículo ante el ayuntamiento de la imposición, en los términos que éste establezca en la correspondiente ordenanza fiscal.

Impuesto de tracción mecánica Gestoría Chico 2

Plazo impositivo y plazo de devengo:

El periodo impositivo coincide con el año natural, es decir, desde el 1 de Enero al 31 de diciembre. El impuesto se devenga el primer día del año, es decir, el propietario del vehículo que figure como tal el 1 de Enero de ese año. El importe de la cuota del impuesto se prorrateará por trimestres naturales en los casos de primera adquisición o baja definitiva del vehículo. También procederá el prorrateo de la cuota en los mismos términos en los supuestos de baja temporal por sustracción o robo de vehículo, y ello desde el momento en que se produzca dicha baja temporal en el Registro público correspondiente.

¿Cuándo y dónde se liquida?

Se debe hacer el pago efectivo el último día laborable del mes de Mayo habitualmente, mediante pago en las sucursales bancarias colaboradoras o mediante la domiciliación bancaria del mismo.

La gestión corresponde al ayuntamiento del domicilio que conste en el permiso de circulación del vehículo.

Cuotas:

1. El Impuesto se exigirá con arreglo al siguiente cuadro de tarifas: Potencia y clase de vehículo (Cuota – Euros)

A) Turismos:

  • De menos de ocho caballos fiscales 12,62
  • De 8 hasta 11,99 caballos fiscales 34,08
  • De 12 hasta 15,99 caballos fiscales 71,94
  • De 16 hasta 19,99 caballos fiscales 89,61
  • De 20 caballos fiscales en adelante 112,00

B) Autobuses:

  • De menos de 21 plazas 83,30
  • De 21 a 50 plazas 118,64
  • De más de 50 plazas 148,30

C) Camiones:

  • De menos de 1.000 kilogramos de carga útil 42,28
  • De 1.000 a 2.999 kilogramos de carga útil 83,30
  • De más de 2.999 a 9.999 kilogramos de carga útil 118,64
  • De más de 9.999 kilogramos de carga útil 148,30

D) Tractores:

  • De menos de 16 caballos fiscales 17,67
  • De 16 a 25 caballos fiscales 27,77
  • De más de 25 caballos fiscales 83,30

E) Remolques y semirremolques arrastrados por vehículos de tracción mecánica:

  • De menos de 1.000 y más de 750 kilogramos de carga útil 17,67
  • De 1.000 a 2.999 kilogramos de carga útil 27,77
  • De más de 2.999 kilogramos de carga útil 83,30

F) Vehículos:

  • Ciclomotores 4,42
  • Motocicletas hasta 125 centímetros cúbicos 4,42
  • Motocicletas de más de 125 hasta 250 centímetros cúbicos 7,57
  • Motocicletas de más de 250 hasta 500 centímetros cúbicos 15,15
  • Motocicletas de más de 500 hasta 1.000 centímetros cúbicos 30,29
  • Motocicletas de más de 1.000 centímetros cúbicos 60,58

2. El cuadro de cuotas podrá ser modificado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

3. Se determinará el concepto de las diversas clases de vehículos y las reglas para la aplicación de tarifas.

4. Los ayuntamientos podrán incrementar las cuotas fijadas en el apartado 1 de este artículo mediante la aplicación sobre ellas de un coeficiente, el cual no podrá ser superior a 2 (es decir el doble). Los ayuntamientos podrán fijar un coeficiente para cada una de las clases de vehículos previstas en el cuadro de tarifas recogido en el apartado 1 de este artículo, el cual podrá ser, a su vez, diferente para cada uno de los tramos fijados en cada clase de vehículo, sin exceder en ningún caso el límite máximo fijado en el párrafo anterior

5. En el caso de que los ayuntamientos no hagan uso de la facultad a que se refiere al punto anterior, el impuesto se exigirá con arreglo a las cuotas del cuadro de tarifas.

6. Las ordenanzas fiscales podrán regular, sobre la cuota del impuesto, incrementada o no por la aplicación del coeficiente, las siguientes bonificaciones:

– Una bonificación de hasta el 75 % en función de la clase de carburante que consuma el vehículo, en razón a la incidencia de la combustión de dicho carburante en el medio ambiente.

– Una bonificación de hasta el 75 % en función de las características de los motores de los vehículos y su incidencia en el medio ambiente.

– Una bonificación de hasta el 100 % para los vehículos históricos o aquellos que tengan una antigüedad mínima de veinticinco años, contados a partir de la fecha de su fabricación o, si ésta no se conociera, tomando como tal la de su primera matriculación o, en su defecto, la fecha en que el correspondiente tipo o variante se dejó de fabricar.

La regulación de los restantes aspectos sustantivos y formales de las bonificaciones a que se refieren los párrafos anteriores se establecerá en la ordenanza fiscal.

Impuesto de tracción mecánica Gestoría Chico 1

Los Gestores Administrativos, como profesionales y expertos en la materia, estamos facultados para elaborar y presentar las declaraciones en nombre de terceros.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.