En España, el próximo 20 de Diciembre se celebarán nuevas elecciones generales. Aunque muchas personas no lo tengan en cuenta, el factor de confianza en el futuro es muy importante para las empresas, los negocios, los emprendedores o los autonomos.

La política incluye bastante a la hora de la toma de decisiones y de la confianza que tienen los mercados exteriores de nuestras empresas y nuestro país en general. Todos ellos necesitan reducir el máximo la incertidumbre en el futuro para asumir el riesgo necesario a la hora de planificar, por ejemplo, una inversión comercial.

Vayamos por partes.

¿Qué es la incertidumbre?

Incertidumbre es una situación en la cual no se conoce completamente la probabilidad de que ocurra un determinado hecho económico o evento en un periodo de tiempo determinado. Es decir, el objetivo es conocer con certeza lo que puede disponer el futuro.

incertidumbre gestoria chico

En economía, incertidumbre es impredictibilidad o previsión imperfecta de los sucesos futuros.

Pongamos un ejemplo, si partíeramos del supuesto de que en un determinado mercado, tanto los productores como los consumidores poseen el conocimiento necesario para maximizar sus beneficios se reduciría del todo la incertidumbre. Pero, en el mundo real, los empresarios desconocen la cantidad y el precio exacto al que podrán vender sus productos en un futuro. Al igual que los consumidores no pueden tener una idea precisa de la utilidad que les proporcionará cada uno de los bienes y servicios que adquieran.

Es decir, la incertidumbre es, en general, el desconocimiento del futuro.

Hay varias maneras de medir la incertidumbre, partiendo de la observación de las variables económicas e intentando extraer, mediante modelos económicos y estadísticos, qué parte es previsible y qué parte es puramente aleatoria.

Pero antes de eso, nos preguntamos:

¿Y qué es el riesgo?

El riesgo es la posibilidad de sufrir un daño que puede producirse o no.

En el contexto económico y financiero, el daño se refiere a la pérdida de valor de alguna variable económica. Es decir, el riesgo económico es la posibilidad de sufrir una pérdida.

Los tipos de riesgo económico son principalmente tres: riesgo de crédito, riesgo de mercado y riesgo de liquidez. Aunque puede haber muchos otros como riesgo de interés, riesgo país, etc…

Volviendo a la incertidumbre, podemos afirmar que el riesgo y la incertidumbre son producidos por la variabilidad de los hechos futuros y por su desconocimiento. Por lo tanto, podemos hablar de una decisión que se toma bajo riesgo o bajo incertidumbre.

Una decisión se toma bajo incertidumbre cuando no es posible asignar probabilidades a los hechos posibles. Una decisión tomada bajo riesgo es aquella situación sobre la cual tenemos información, no sólo de los hechos posibles, sino de sus probabilidades.

Incidencia de la política económica

La política económica puede contribuir a aumentar la incertidumbre en vez de a reducirla.

Aunque bien es cierto, que para ello, lo que se mide habitualmente es la incertidumbre general, no la generada por la política económica, esta última, puede medirse estimando el componente impredecible en ecuaciones que capten la evolución de una variable de política económica.

En España, las futuras eleciones, harán que la política económica española pueda generar inseguridad y desconfianza si no se encuentran bajo el control deseado por el entorno y los inversores. Vemos así, que la política económica no reduce, sino que aumenta la incertidumbre a la que se enfrentan los agentes económicos que operan en los mercados.

Esperemos que el resultado de las urnas ayuden a reducir la incertidumbre y España pueda ser motivo de confianza para los futuros inversores.

incertidumbre gestoria chico 2

Recuerda, los gestores administrativos, como profesionales y expertos en la materia, estamos facultados para elaborar y presentar las declaraciones y gestionar trámites en nombre de terceros.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.