Un año más se ha abierto el plazo de la campaña de la declaración de RENTA de ejercicios anteriores. Si hay un documento imprescindible para presentar nuestras declaraciones es el modelo 100 que es el que rellenará la mayoría de contribuyentes que no opte por confirmar o modificar su borrador.

¿Qué es el modelo 100?

El modelo 100 es el documento de ingreso o devolución de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

El modelo es el oficial a efectos de consulta, pero, como ya sabemos desde este año Hacienda no admite su recepción cumplimentado con bolígrafo. En su lugar, obliga a la presentación en estos formatos:

  • Modelo elaborado con el programa PADRE.
  • Confirmación o modificación online del borrador.
  • Elaboración en las sedes de la Agencia Tributaria mediante cita previa por un técnico de Hacienda.
Modelo 100

Modelo 100

¿Cómo rellenarlo?

Si opta por hacerlo personalmente, este sería el proceso:

1. Acceder a la web de la Agencia Tributaria.

2. Descargar el programa PADRE, que os servirá de guía para ir rellenando la declaración.

3. Incorporar los datos fiscales que son más que la información que la Agencia Tributaria tiene sobre todos nosotros. Ahí aparecen, entre otros datos, cuánto cotizasteis en 2013 a la Seguridad Social en el régimen en el que estéis, si hicisteis alguna donación a alguna ONG, los datos de vuestras cuentas bancarias, la información sobre vuestra facturación, las retenciones correspondientes, si trabajais por cuenta ajena, la suma de vuestras nóminas, etc.

4. Otra documentación a tener en cuenta para poder rellenar el modelo 100, serían los gastos que habéis tenido durante 2013 en vuestra actividad en el caso de ser autónomos (Esto no aparece en los Datos Fiscales), la referencia catastral de la vivienda en la que residís (sea vuestra, alquilada o de vuestros padres) y de otras si tuvierais más propiedades.

Ejemplo de declaración básica

Una elaboración sencilla podría ser más o menos así:

1. Incorporar los datos personales, incluyendo viviendas, situación familiar (si tiene personas a su cargo), minusvalías y si desea asignar cantidades a la Iglesia o a fines sociales. No olvidar marcar la casilla de solicitud de borrador para el ejercicio siguiente.

2. Incorporar los datos referentes a rendimientos del Trabajo. Esto se refiere al trabajo por cuenta ajena, es decir, si trabaja en alguna empresa con nómina. Si no lo tiene claro, estos datos aparecen en el documento de “datos fiscales”.

3. Incorporar los datos referentes a rendimientos de capital mobiliario. Es decir, las cuentas del banco:  depósitos,  intereses, etc. Estos datos también vienen en el documento de “datos fiscales”.

4. Incorporar los datos referentes a rendimientos de Actividades Económicas en el caso de ser autónomo. Lo que se ha facturado y lo que se ha gastado (los gastos fiscalmente deducibles, es decir, aquellos que tienen que ver con vuestra actividad como autónomos).

5. Incorporar las deducciones. Las que correspondan. Deducciones por vivienda habitual, deducciones por donativos o aportaciones a fundaciones o aportaciones sindicales, etc.

Si utiliza el programa PADRE, a medida que vaya rellenando los datos, muchas páginas se irán rellenando solas. Son cálculos automáticos para incorporar al final en la carta de pago.

Le recordamos que también se tiene la opción de acudir a un Gestor Administrativo, profesional facultado para realizar trámites en nombre de terceros, o a un colaborador social cualificado.

Es posible concertar cita previa

Novedades

El documento incluye varias novedades a aplicar en la renta 2013 respecto a 2012. Las más significativas son:

  • Ganancias y pérdidas a corto plazo. Como se estableció en su momento, el IRPF 2013 distingue entre ganancias y pérdidas patrimoniales de acciones que han estado un año en cartera y las que se han vendido antes de estos doce meses. La medida, destinada a castigar la especulación a corto plazo, llevará a estos activos a tributar al tipo marginal del contribuyente.
  • Reducción del rendimiento neto de la actividad económica. Los emprendedores o autónomos que iniciaron una actividad económica en 2013 podrán reducir el rendimiento neto declarado en estimación directa en el primero y segundo periodo impositivo.
  • Contribuciones empresariales a seguros colectivos de dependencia. Se introducen los cambios para consignar estas contribuciones.
  • Deducción por inversión en empresas de nueva creación. Se incluye como una reducción en la cuota íntegra y se adapta el modelo con su correspondiente campo para Business Angels y otros inversores.
  • Cantidades pendientes de la deducción por obra. La deducción finalizó en 2012, pero en 2013 se pueden desgravar las cantidades pendientes de deducción por exceso sobre la base máxima.
  • Deducciones por incentivos y estímulos a la inversión empresarial. Se modifica el Anexo 3 para incluir las nuevas deducciones.

 

Imagen AEAT

Imagen AEAT

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.