El impuesto sobre Sucesiones es un tributo que grava la transmisión de bienes y derechos por causa de fallecimiento de una persona física. Abarca las transmisiones, mortis causa, y de carácter gratuito por la adquisición o el incremento de patrimonio que le supone al sujeto pasivo, el heredero.

En general, los modelos utilizados para las declaraciones-autoliquidaciones son: el modelo 650, que es la declaración ordinaria y el modelo 652, que es la declaración simplificada para causantes o sujetos pasivos no residentes en España, ambos para las adquisiciones mortis causa, como la herencia, facilitados por la Agencia Tributaria. La liquidación del impuesto corresponde a la Comunidad Autónoma en la que el fallecido tuviera su residencia habitual en el momento del fallecimiento.

Sucesiones Gestoría Chico 3

El impuesto sobre sucesiones se ingresa en un plazo de seis meses -prorrogable otros seis- a contar desde que se produce la muerte del causante. De no realizarse en este período, se pierde el derecho a las posibles bonificaciones que tenga establecida la Comunidad Autónoma correspondiente.

Estos actos jurídicos suponen el hecho imponible del impuesto.

La Ley estatal establece cómo calcular la base imponible del impuesto. Sin embargo, el cálculo de la base liquidable y la tarifa aplicable depende de cada Comunidad Autónoma específica, puesto que éstas pueden modificar las reducciones y los tipos que establece el Estado de forma subsidiaria. Éstas competencias las pueden ejercer por delegación de la Ley 21/2001, de 27 de diciembre, por la que se regulan las medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común y Ciudades con Estatuto de Autonomía.

La principal consecuencia de dicha cesión es que el Impuesto sobre Sucesiones no es homogéneo para todo el territorio español, sino que varía en función del lugar en el que se produzca el hecho imponible. El tipo impositivo ha llegado a ser del 34 o 36 por ciento, sin equivalente en Europa, lo que ha llevado a muchas familias a la quiebra o a la renuncia a los bienes heredados. En algunos casos ese porcentaje podría hasta casi duplicarse, como en la Comunidad de Andalucía. Si lo heredado es patrimonio cultural, pasa a manos del Estado. Si no lo es, pasa a subasta judicial pública.

La Comunidad de Madrid tiene contempladas importantes reducciones y beneficios fiscales con una bonificación del 99% a los herederos que sean descendientes, ascendientes o cónyuges del causante.

Sucesiones Gestoría Chico 2

Casos:

1. ¿Qué sucede si heredo una cantidad de dinero fruto de un seguro de vida?

Para que se someta a impuesto este hecho imponible, debemos de dejar claro las figuras implicadas en esos seguros de vida. La ley marca al respecto que para estar sometido a tal impuesto es necesario que las figuras del tomador y beneficiario sean distintas. Este dinero deberá ser declarado en el impuesto sobre sucesiones. Se trata de un seguro de vida en el que el tomador no coincide con el beneficiario, de modo que se somete a este impuesto.

2. Si unos familiares míos han fallecido, ¿qué sucede cuando heredo?

Se ha producido el hecho imponible y si los familiares aceptan la herencia, deberá hacer frente al pago de este impuesto.

3. Si compro una vivienda, ¿tengo que hacer frente al pago del impuesto de sucesiones?

Este suceso no tiene nada que ver con el hecho imponible del impuesto. Se trata de una adquisición onerosa de un inmueble, y como tal, se someterá al IVA o al ITP. Al impuesto sobre sucesiones, en ningún caso.

¿Cómo rellenar el impreso?

Con este impreso haremos frente al cálculo de la cuota tributaria. Con él, cada adquirente mortis causa liquida la deuda derivada de su adquisición a título individual. En consecuencia, esta obligación la cumplirá cada uno de los herederos o legatarios a título propio. es decir,  habrá tantos modelos 650 como adquirentes haya habido en la sucesión.

Si necesita una información más detallada, también puede seguir estas instrucciones.

Sucesiones Gestoría Chico 1

Recuerda que los gestores administrativos, como profesionales y expertos en la materia, estamos facultados para elaborar y presentar las declaraciones y gestionar trámites en nombre de terceros.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.