En aquel tiempo, apareció un edicto del César Augusto, para que se hiciera el censo de toda la tierra. Este primer censo, tuvo lugar cuando Quirinio era gobernador de Siria. Y todos iban a hacerse empadronar, cada uno a su ciudad. Subió también José de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Betlehem, porque él era de la casa y linaje de David, para hacerse inscribir con María su esposa, que estaba encinta. Ahora bien, mientras estaban allí, llegó para ella el tiempo de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito; y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la hostería. Había en aquel contorno unos pastores acampados al raso, que pasaban la noche custodiando su rebaño, y he aquí que un ángel del Señor se les apareció, y la gloria del Señor los envolvió de luz, y los invadió un gran temor. Les dijo el ángel: “¡No temáis! porque os anuncio una gran alegría que será para todo el pueblo: Hoy os ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo Señor. Y esto os servirá de señal: hallaréis un niño envuelto en pañales, y acostado en un pesebre”. Y de repente vino a unirse al ángel una multitud del ejército del cielo, que se puso a alabar a Dios diciendo: “Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres (objeto) de la buena voluntad”.

(Lucas 2, 1 – 14)

Navidad Gestoría Chico 3

El propósito de un censo, por aquella época, era la de asegurarse de que toda la gente estuviera controlada y que se le pudiera exigir pagar  impuestos. Ante la promulgación del edicto de César Augusto que ordenó el censo, José y María  tuvieron que emprender la travesía desde Nazaret en Galilea, hacia Belén en Judea, cuando ella está a punto de dar a luz. Y llegaban tarde…

Me sonrío y pienso: “qué poco han cambiado las cosas en estos más de dos mil años”.

En la mesa de mi despacho, frente a la pantalla del portátil, voy dando cuenta, una tras otra, de todas las facturas del nuevo cliente que acaba de llegar a la gestoría. Pero, ¿por qué los clientes apuran tanto el tiempo para entregarnos al documentación? Y, si no está a gusto todo el año con las personas que llevan su contabilidad, ¿por qué espera a los cinco últimos días del año para hacer el cambio…?

Todos los años por estas fechas me encuentro con situaciones parecidas, una transferencia de vehículo, una compraventa, unos seguros de vida, un cálculo y simulación de la posible declaración de la RENTA de próximo ejercicio, una separación de bienes…

No es que nos importe hacer nuestro trabajo de esta manera, estamos encantados de ello, pero si apuramos los plazos, es muy probable que algún papel se nos deje de entregar, algún detalle se quede sin reseñar y lo que es peor, que algún trámite se quede por realizar.

Hoy queríamos hacer una entrada especial para todos vosotros celebrando estas fiestas. Le queríamos pedir a la Navidad, que de ahora en adelante podamos trabajar todos con un poco más de holgura, con más tiempo, con más plazo. Nosotros desde aquí, así os lo pedimos. A cambio, seguiremos dando lo mejor de nosotros mismos, con una enorme sonrisa para seguir haciendo lo que más nos gusta, atenderos y resolver todas vuestras dudas y gestiones con eficiencia.

Y vosotros, ¿qué le pedís a la Navidad?

Navidad Gestoría Chico 2

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo programa_logogacolor ROJO y NEGRO  , garantía profesional.

¡Feliz Navidad!

María Dolores Chico Borrego