A nadie se le escapa que cuando hay que heredar surgen multitud de dudas como:

¿Tengo obligación de aceptar los bienes o puedo rechazarlos?

¿Qué pasos tengo que dar?

¿Heredamos todos por partes iguales…?

Herencia 1 Gestoría Chico

Testamento es la voluntad del fallecido de la que ha dejado constancia por escrito. Se puede hacer ante notario o se puede redactar de puño y letra por el propio testador sin hacerlo ante notario, pero este último caso puede sufrir impugnaciones por parte de los herederos y no merece la pena. Por menos de 50 euros se puede dejar redactado testamento ante notario. El testamento puede modificarse en cualquier momento y las veces que se desee, por eso existe un registro dependiente del Ministerio de Justicia que emite un Certificado de Últimas Voluntades, para que los familiares conozcan cuál es el último y, por lo tanto, válido.

Una vez que conocemos cuál es testamento, si no lo tenemos en nuestro poder, debemos acudir al notario que la protocolizó y pedir una copia. Junto con el certificado de defunción, el certificado de últimas voluntades y el certificado de cobertura de fallecimiento, acudimos a un notario para que se realice la aceptación de herencia. Además, en caso de que haya cuentas bancarias, fondos, acciones, bienes inmuebles, etc, debemos tener en nuestro poder certificados bancarios, escrituras de propiedad. Es decir, todo aquello que justifique los bienes y derechos que vamos a heredar.

Después de aceptar la herencia, hay que liquidar el Impuesto de Sucesiones, donde tenemos que declarar todos los bienes, derechos y deudas (en caso de aceptar pura y simplemente la herencia). Posteriormente, llevar la escritura de aceptación de herencia al registro de la propiedad en caso de que haya que inscribir algún bien inmueble, o a la Dirección General de Tráfico si heredamos algún vehículo, entre otros.

Herencia 2 Gestoría Chico

Si heredamos un bien inmueble, debemos acudir a liquidar la plusvalía (Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana) al municipio donde radique, requisito indispensable y anterior a inscribirlo en el Registro de la Propiedad. Como su propio nombre indica, sólo afecta a elementos urbanos, no rústicos.

Así, en un porcentaje muy alto de los casos, una de las preguntas que muchos clientes nos plantean, es si pueden heredar los bienes y no las deudas, o simplemente, renunciar a la herencia.

Hay dos formas de aceptar una herencia: pura y simple o a beneficio de inventario. En el caso de aceptación pura y simple, si hay deudas, tendrá que saldarlas el heredero con su propio patrimonio. En la segunda opción, a beneficio de inventario, se permite que se paguen las deudas del difunto y que los herederos reciban lo demás.

También se puede renunciar a una herencia. Esta renuncia debe hacerse de forma explícita en escritura pública o ante el juez competente. Se hará de manera plena, por lo que no se puede rechazar una parte y quedarse con otra. Tampoco podrá retractarse después. No obstante, si quien rechaza la herencia tiene acreedores, estos pueden acudir al juez para que les autorice a aceptarla en nombre del heredero.

En el caso de las herencias, otra duda muy común que se plantea es:  ¿Qué es el usufructo?

Normalmente, el viudo o viuda conserva el usufructo de la vivienda heredada, de tal manera que puede disfrutar del bien sin ser el propietario. ¿Qué significa esto? Que, aunque no puede venderlo o constituir una hipoteca sobre ese bien, puede quedarse con los rendimientos que produzca (alquiler) o disfrutarla hasta el momento de su propio fallecimiento, momento en el que se da por concluido el usufructo vitalicio.

Herencia 3 Gestoría Chico

Recuerda que los gestores administrativos, como profesionales y expertos en la materia, estamos facultados para elaborar y presentar las declaraciones y gestionar trámites en nombre de terceros.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.